aeroespacial
Aeroespacial

El Cuerpo de Controladores se creó hace 50 años
Miércoles 28-12-2016

Madrid.- El día de los Inocentes de hace 50 años fue aprobada la Ley 9111966, de 28 de diciembre, por la que se creó el Cuerpo Especial de Controladores de la Circulación Aérea, que fue publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) un día después.

“Dependiente del Ministerio del Alre, se crea el Cuerpo Especial de Controladores de la Circulación Aérea, cuyos componentes tendrán carácter de funcionarios civiles de la Administración  Militar con la misión técnica de regular las operaciones relativas a la ordenación y seguridad del tráfico en el espacio aéreo de soberanía y el asignado a España por acuerdos internacionales”, decía el artículo primero de dicha Ley.

Inicialmente, la plantilla se cubriría con el personal que lo solicitara mediante instancia dirigida al ministro del Aire y que estuviera en posesión de algunos de los certificados expedidos por ese Ministerio.

El ingreso futuro en el Cuerpo, según establecía la Ley, “se efectuará mediante convocatoria pública entre los que reúnan, por lo menos, una de las siguientes condiciones: ser pilotos militares con categoría mínima de suboficiales, especialistas del Ejército del Aire con el título de Operadores de Alarma y Control y suboficiales del Arma de Aviación que tengan el título de Controlador de Aeródromo y Aproximación, pilotos civiles con título de categoría no inferior a piloto  comercial, personal civil que se halle en posesión del título de Bachiller Superior, General, Laboral o Técnico o de otros estudios que por el Ministerio de Educación y Ciencia  estén considerados como equivalentes”.

 

 




Aeroespacial


Actualidad Aeroespacial no se hace responsable de los comentarios de sus lectores


Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de actualidadaeroespacial.com. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.