aeroespacial
Aeroespacial

Airbus pide una reunión ministerial para abordar los problemas del A400M
Jueves 23-2-2017

Toulouse.- Airbus ha pedido una reunión ministerial europea para abordar los problemas más recientes que afectan al avión militar A400M, diciendo que su propia viabilidad está en juego, ya que busca ayuda gubernamental para contener nuevas pérdidas en el mayor proyecto de defensa de Europa, según informa la agencia Reuters.

En el comunicado oficial emitido este miércoles con ocasión de la presentación de resultados del pasado año, Airbus anunciaba: “Dado el volumen de la pérdida acumulada en el programa A400M, el Consejo de Administración ha pedido a la alta dirección que dialogue con los clientes para limitar la exposición residual”.

La petición inmediata se produce un día después e insta a siete países delaOTAN compradores del avión a limitar su exposición a fuertes multas y retrasos en los pagos causados ??por nuevos inconvenientes técnicos y retrasos.

En una carta a los gobiernos compradores, el consorcio aeroespacial europeo habla de "riesgos significativos por delante" en el proyecto, originalmente valorados en 20.000 millones de euros y que ahora cuestan más de 30.000 millones de euros, según supo la agencia de dos fuentes que habían tenido acceso al contenido de la misiva.

"Estamos comprometidos con el programa A400M, pero somos responsables de mantener la viabilidad de Airbus", dice la carta firmada por el presidente, Denis Ranque, y el consejero delegado, Tom Enders, y que ha sido enviada a las capitales de Bélgica, Francia, Alemania, Luxemburgo, España, Turquía y Reino Unido.

Al registrar "grandes pérdidas" en el proyecto, Airbus ha pedido una reunión de ministros de esas naciones para hacer un balance de la situación y acordar los próximos pasos en el mejor interés del programa, de los gobiernos clientes y de la industria de defensa europea.

También pidió conversaciones con Europrop International (EPI), el consorcio responsable de proveer los motores turbopropulsores del avión de transporte militar, que han estado involucrados en algunos retrasos.

EPI es propiedad de la francesa Safran, la británica Rolls-Royce, la alemana MTU Aero Engines y la Industria de Turbo Propulsores (ITP) de España.

Una portavoz de Airbus declinó hacer comentarios el jueves sobre detalles de los contactos de la compañía con los gobiernos, pero dijo que habría tres elementos en las discusiones: las naciones, la agencia paneuropea de adquisiciones OCCAR y los fabricantes de motores. El consorcio de motores EPI no pudo ser contactado inmediatamente. Un portavoz de OCCAR había dicho el miércoles que la agencia estaba en diálogo regular y continuo con Airbus, pero se negó a comentar sobre la solicitud de la compañía de nuevas medidas.

Airbus recibió un rescate de 3.500 millones de euros de los siete principales países compradores en 2010, pero ha sugerido que no fue suficiente para limitar la exposición financiera de la compañía.

Se esperaba que oficiales de defensa de las siete naciones respondieran por teléfono este jueves a la solicitud de Airbus. Alemania, el mayor comprador de aviones  A400M, ha dado hasta ahora una respuesta fría, diciendo que es importante que Airbus resuelva problemas pendientes en el programa militar.




Aeroespacial


Actualidad Aeroespacial no se hace responsable de los comentarios de sus lectores


Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de actualidadaeroespacial.com. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.