aeroespacial
Aeroespacial

José J. Guillamón, Airbus Sistemas Espaciales “Un Plan Estratégico del Sector aportaría la estabilidad necesaria”
Lunes 5-12-2016

Para José J. Guillamón Frutos, nuevo responsable de Airbus Sistemas Espaciales en España, la creación de la Agencia Espacial Española y el Plan Estratégico del Sector son elementos relevantes para contar con la perspectiva necesaria para acometer las inversiones que se han de hacer para afrontar  el futuro.

“Yo creo que el tema de la agencia es muy importante. Creo que hay que visualizar la apuesta país por el sector espacial como hacen los otras naciones de nuestro entorno. El complemento a esa decisión que es de índole política, sería la estabilidad. Digamos que la palabra clave en nuestro sector es la búsqueda de la  estabilidad. Hemos hecho propuestas a la Administración para que se apruebe un plan estratégico del sector  espacial y eso, además, a la parte más  industrial nos da estabilidad  y  nos da una perspectiva de futuro   para que nosotros, como empresa, podamos acometer  inversiones que tengan cabida dentro de ese plan estratégico. En resumen: la agencia es un elemento fundamental y su complemento necesario sería un plan estratégico del sector espacial que no tenemos a día de hoy y que sería muy bienvenido”

Actualidad Aeroespacial le entrevista en vísperas de la reunión en Lucerna del Consejo Ministerial (CM16) de la Agencia Espacial Europea (ESA), bajo la presidencia del ministro español de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos.

AA.- Qué espera el sector y, especialmente, que se espera en nuestro país de este CM16?

JJ G.- Esperamos de ese Consejo una puesta en valor de la política espacial española. A partir del 2 de diciembre España asume la presidencia de un organismo  de la importancia de la Agencia Espacial Europea (ESA). La presencia del ministro de Economía, el ministro Luis de Guindos, en este caso, confirma esa apuesta de nuestro país por la política espacial y, efectivamente,  lo que esperamos de la Ministerial es eso, una estabilidad en presupuestos y una puesta en valor de lo que España está aportando ya a nivel industrial y científico a la ESA.

AA.- Pero, curiosamente, España, uno de los cinco principales contribuyentes de la ESA y que no cuenta con una agencia espacial propia, va a presidir una reunión de representantes de países, que sí cuentan con ella. ¿Para cuándo esa Agencia española? 

JJG.- Efectivamente, entre los cinco grandes países a nivel europeo,  somos el único país que no tiene una Agencia Espacial  con las competencias que tienen otros países de nuestro entorno, como podían ser Francia, Reino Unido, Alemania o Italia. Es verdad que es una asignatura pendiente desde hace años. Porque a nivel industrial, la Administración ha mostrado un decidido apoyo al sector, pero nos falta ese marco que aglutine los intereses de España en política espacial. A día de hoy se está solventando gracias a la coordinación de diferentes organismos dentro de la Administración, con la Secretaria General de Industria y CDTI como elementos vertebradores. La Comisión Interministerial que se ha creado a tal efecto está ayudando en ese sentido pero esperamos  que se dé un paso más tan pronto como sea posible.

AA.- La anterior CM dio luz verde al Ariane 6. Airbus tomó la iniciativa y junto con Safran, crearon la gran joint-venture de la Europa espacial, Airbus Safran Launchers. Entonces, el propio presidente del Gobierno español pidió al director general de la ESA una mayor participación española en la construcción de lanzadores. ¿Qué ha pasado desde entonces? ¿Qué papel juega en esa actividad Airbus Sistemas Espaciales en España?

JJG.- Efectivamente, la Ministerial de 2014 confirmó una apuesta decidida del Gobierno de España por la política de lanzadores europea. Eso se materializó en un aumento de la contribución española al programa Ariane 6. A día hoy, dos años después, esa apuesta de la Administración se ha ido ya materializando en contratos industriales. Aquí es importante recalcar que la inversión en lanzadores tiene un retorno muy importante porque garantiza prácticamente 30 años de carga de trabajo con la consiguiente creación de empleo en puestos de trabajo de alta cualificación, como son las actividades de integración  y fabricación de elementos del lanzador.

AA.- Después de una larga crisis con un recorte drástico en los presupuestos militares y, en general, de la Administración, ¿cómo se encuentra la industria espacial española en estos momentos?

JJ G.- Los efectos de la crisis económica se han ido capeando con una serie de medidas que prácticamente han supuesto un mantenimiento de los puestos de trabajo en el sector. Es decir, no ha habido pérdida de capacitación industrial ni empleo a causa de la crisis económica. Este hecho en gran parte se debe a la apertura de las empresas del sector a mercados de exportación. Con anterioridad a la crisis, antes de 2008, la mayoría de las empresas del sector trabajábamos mayoritariamente en mercados institucionales y en mercados europeos. Hoy la mayoría de las empresas del sector estamos activas en mercados tan distantes como Japón, EE UU, Rusia o Sudamérica. Este cambio de modelo, que mantiene en la actualidad, ha supuesto un revulsivo para el sector, que nos ha permitido salir adelante.

AA.- Y ¿qué ha tenido que ver en todo eso Airbus Sistemas Espaciales España?

JJ G.-Se trata de un mérito compartido por la mayoría de compañías. Yo creo que todas la empresas hemos buscado  la vía para salir al exterior. Desde Airbus hemos intentado abrirnos a mercados de exportación. Y otras empresas, entre las que podemos citar a muchas de ellas,   como GMV o Sener que han creado filiales en el exterior con gran éxito… bueno, la mayoría de empresas nos hemos abierto camino en mercados de exportación. Yo diría que ha sido un esfuerzo colectivo.

AA.- Esta empresa participa en la construcción de lanzadores, satélites, componentes de módulos… ¿Cuál es su especialidad? ¿Qué le caracteriza como referente? 

JJ G.- En este momento es muy importante poner en valor la capacidad para diseñar e integrar satélites y cargas útiles de forma muy eficiente y competitiva. España no dispone de los grandes presupuestos de los países de nuestro entorno. Pero en el mercado de los pequeños satélites y cargas útiles hemos encontrado un área de actividad en el que aportamos valor a nuestros clientes... y la verdad es que los resultados están siendo satisfactorios.     

AA.- ¿En qué medida la reestructuración que ha anunciado Airbus Group afectará a esta división?

JJ G- El impacto anunciado es minoritario en España, y a día de hoy no afecta a las actividades espaciales.

AA.- ¿Y la separación empresarial, jurídica e incluso física, entre Airbus Sistemas Espaciales y CRISA?

JJ G.- A nivel operativo y en el día a día de los proyectos, el nivel de cooperación es excelente. Tanto los equipos de CRISA como los nuestros trabajan de manera coordinada en los diferentes proyectos y además nos complementamos bastante bien en las áreas de conocimiento. CRISA es una empresa de referencia en el diseño y fabricación de electrónica de potencia y control entre otras áreas. Y por nuestra parte nos centramos en la integración de los diferentes equipos y subsistemas. Lo cierto es que el hecho de formar parte de diferentes entidades legales no supone ningún menoscabo para aprovechar todas las sinergias a nivel operativo.

AA.-  ¿Cuáles son las dimensiones económicas y sociales de Airbus Sistemas Espaciales en  España?

JJ G.-Ahora mismo, Airbus Sistemas Espaciales en España tiene un volumen de facturación conjunto en el entorno de 160 millones de euros. Y aquí hemos tenido desde el año 2007 hasta 2015 un crecimiento sostenido del 8-9% anual, y en cifras de empleo estamos hablando, entre personal propio y subcontratado, de unas 900 personas en total.

AA.- TEDAE estima que para dentro de dos años la facturación del sector espacial español  llegará a los 13.500 millones de euros.  ¿Está de acuerdo con esa estimación? ¿Cuál será entonces la factura de esta empresa?

JJ G.-En esas cifras se incluye toda la parte de servicios ‘down stream’ de la cadena de valor que incluye, por ejemplo, empresas de televisión que usan señales satélite. Son cifras agregadas que van más allá de la aplicación directa a la fabricación y diseño de satélites. Típicamente, la parte de Airbus viene suponiendo en torno al 30-35%  de la facturación del sector en España en actividades de segmento vuelo y esperamos mantener nuestra cuota de mercado.

AA.- ¿Qué tiene ahora entre manos Airbus Sistemas Espaciales en España?

JJG.- En este momento, lo más importante es entregar los productos que tenemos contratados. Tenemos tres satélites: uno de ellos está listo para su lanzamiento, que es el satélite PAZ ; esperamos la autorización de nuestro cliente, Hisdesat, para seguir adelante con la campaña de lanzamiento. Y tenemos en fase de integración dos satélites más. Uno es CHEOPS, la primera “small mission” del programa científico de la ESA. Durante 2018 tendremos que completar el satélite. La recepción del instrumento principal está prevista para marzo de 2018, y el lanzamiento podría tener lugar a finales de ese mismo año. Y el tercero es INGENIO, donde ya se ha completado con éxito la calificación de los telescopios ópticos, y estamos trabajando para completar la calificación del instrumento principal.

AA.- ¿Y como horizonte a más largo plazo?

JJ G.-Nos parece imprescindible mantener las capacidades que nuestro país ha ido desarrollando en los últimos años, es un activo que deberíamos mantener y consolidar en el futuro. Y en el ámbito de lanzadores, hay todo un plan de inversión relacionado con Ariane 6, donde debemos acometer importantes inversiones para alcanzar los ritmos de producción que se prevén para los próximos años.

AA.-¿Dónde?

JJ G.- Una parte de la inversión se realizará aquí en el centro de Barajas, y otra que se haría muy probablemente en nuestro centro de trabajo en Getafe.

AA.- Airbus Defence and Space  ha participado en muchas misiones. La última, ExoMars 1 y su módulo de aterrizaje Schiaparelli. ¿Saben ya con seguridad por qué falló éste?

JJ G.-Hay datos concretos que nos dicen, que se produjo un fallo en el sistema de navegación inercial. Schiaparelli descendió desde una altura de 12 km a una velocidad de más de 1.000km/h  y el escudo se separó correctamente. Según declara la propia ESA, se produjo una saturación de la unidad de medición inercial. Las causas que lo produjeron están siendo investigadas, pero las líneas generales ya están identificadas, y se están tomando medidas correctoras para las futuras misiones.

AA.-Uno de los objetivo de la ESA para este periodo de la presidencia española es el Espacio 4.0. ¿En qué se traduce eso?

JJ G.-La interpretación que nosotros hacemos de este objetivo es aplicar todas las mejoras que estamos viendo en otros sectores como la electrónica de consumo o la automoción, al sector espacial. En ese sentido y como comentábamos antes, en las nuevas inversiones que estamos planificando para Ariane 6, deben ser capaces de automatizar y robotizar buena parte de las operaciones industriales. Es una tendencia que no tiene vuelta atrás y se hace extensiva a todos los sectores industriales.

 




Aeroespacial


Actualidad Aeroespacial no se hace responsable de los comentarios de sus lectores


Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de actualidadaeroespacial.com. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.